Header AD

MCSP - Capítulo 3: Humillación, aquí sentencio



<Martial Clone Spell Master>
Capítulo 3







HUMILLACIÓN, AQUÍ SENTENCIO
<Capítulo 3>

Habían pasado ya unos días desde que se había despertado en aquél extraño lugar. Pudo ubicarse y también se situó en una fecha de tiempo, aunque su fuerza se había debilitado hasta casi el mínimo existente, sus conocimientos aún seguían intactos.

Durante los próximos días, Xin Hao se quedó en la cama refinando su Yuan mágico para poder iniciar de nuevo a través del primer rango de aprendiz y empezar a ser útil. Según pudo sacar de sus guardias personales, su fuerza espiritual fue no solo la más baja en proporción a su familia, si no la más débil entre todo el reino y por ello su nombre fue renombrado al pequeño gran débil.

Si no fuera porque Xin Hao no había sufrido la humillación, habría pedido venganza por todas y cada una de las personas que en el pasado habían mirado con la cabeza alta al joven artista marcial.

Por el momento su plan era seguir ocultando su existencia a los demás y fingir debilidad, aunque siendo sinceros, ahora mismo él era débil y podía ser fácilmente derrotado por cualquier enemigo que le enfrentara.

Solo sus conocimientos perduraban, probó miles de técnicas que en su anterior cuerpo podía usar pero ninguna daba resultado. Aunque conocía los métodos, la cantidad de yuan mágico necesario para infundir las técnicas y la fuerza mental para usarlos, no tenía el reino espiritual necesario para ello.

En este mundo, la fuerza espiritual se mide en el reino yuan mágico que posea cada uno, los reinos que hay se categorizan en rangos numerales aunque eventualmente fueron renombrados.

Cada rango y nivel tenía tres estrellas antes de romper al siguiente, la tercera estrella siempre era la más difícil ya que era un cuello de botella y ralentizaba enormemente el cultivo para romper hacia el siguiente punto.

Desde el más débil al más fuerte, eran rango aprendiz, rango luchador, rango veterano, rango experto, rango maestro y rango inmortal.

Después, pasaban a llamarse niveles y eran un reino espiritual divino que necesitaba del yuan mágico, pero más de la fuerza alma que tuviera cada practicante y escalaban desde el nivel Dios, nivel Dios legendario, nivel Dios sagrado y el que solo una persona había alcanzado jamás: el nivel Divinidad.

Muchas teorías habían circulado sobre cómo esa misteriosa persona había alcanzado el nivel Divinidad, pero nunca nadie fue capaz de romper a través de él. El yuan mágico no podía penetrar en ese reino y parecía que otros métodos eran necesarios.

Cuando Xin Hao murió, él estaba en el pináculo del nivel Dios sagrado y esperaba romper a través de ese reino con la ayuda de su maestro, pero eso nunca ocurrió.

El Heraldo era una existencia maligna que parecía haberse opuesto ante las ideas del maestro de Xin Hao y trató de arrebatarle su cultivo por la fuerza, algo que un ser humano ordinario no sería capaz de hacer. El Heraldo tenía trucos sucios en su manga y no dudó en usarlos, a pesar de no tener un cuerpo físico propio, ansiaba volver a la vida y destruir toda la vida.

Solo el maestro del practicante sabía cómo detenerlo pero fue asesinado antes de poder revelarle la información al practicante.

Los propios miembros del clan Hao seguían ignorando al joven practicante, desde que era el ser más débil del reino era catalogado como un fracaso y nadie se molestaba en hacerle el más mínimo caso, la verdad es que su destino parecía acabar en suicidio a ese ritmo.

Aquél día, parecía que iba a celebrarse algún tipo de fiesta en honor de Lian Hao, que había conseguido romper la tercera estrella del rango aprendiz 3 estrellas y había pasado al rango luchador 1 estrella en menos de un año, algo que parecía insólito para una chica de 13 años.

Todos fueron invitados, incluído el desperdicio humano de Xin Hao al que todos miraban despectivamente a excepción de la anciana y sus dos hermanos menores Qiu y Qiao Hao que eran gemelos.

Estos tres seres eran los únicos que el anterior propietario del cuerpo del actual Xin Hao tenía como amigos y, por algún motivo, el actual él era capaz de reconocerlos, ¿era posible que las memorias del anterior dueño de su cuerpo hubiera pasado las memorias a su actual persona? Aunque no podía verificarlo, el pequeño practicante lo asumió fácilmente.

Un gran banquete con la mayoría del clan Hao reunido, podían verse estelas de colores en las paredes de roca blanca, enormes alfombras rojas que circulaban por todos los lugares y una gran cantidad de personas invitadas.

Por supuesto, también habían guardias de rango veterano 3 estrellas custodiando a los invitados, el cultivo medio de un clan estándar rondaba fácilmente por el rango veterano 2 estrellas y solo podían soñar con arañar la puerta del rango experto.

Había una cantidad inmensa de sillas y mesas con tanta comida como uno podría desear, la economía del clan no era mala y podía permitirse este tipo de lujos aunque no de forma excesiva. Cada miembro del clan recibía unos honorarios a cambio de sus progresos y podía usarlos como bien quisiera, la moneda del lugar eran las águilas, un tipo de moneda con la forma de un ave rapaz que vigilaba las alturas.

Habían águilas de bronce, de plata y de oro. Cada cantidad eran 100 de la anterior, siendo un águila de oro un total de 10000 águilas de bronce.

Después estaban los billetes águila y por último, los cristales águila. Estos dos tenían un escalado distinto ya que aunque existían por el mundo, no se usaban de forma común debido a que los billetes águila suponían una cantidad absurda de unas cien mil águilas de oro.

Por último, los cristales águila eran la moneda por excelencia de las familias nobles más altas y era muy difícil de ver debido a que su valor era tan absurdamente alto que era imposible de ver. Mucha gente podía solo soñar con imaginar la forma y figura, era casi una moneda fantasma.

Por cierto, su valor económico eran cien mil billetes águila.

Los honorarios del clan Hao eran relativamente bajos debido a que sin logros, solo recibían 15 monedas águila de bronce al mes, cosa que era una cifra vergonzosa para cualquier persona. Si conseguías un cultivo superior, tus honorarios ascendían de forma vertiginosa. ¡Actualmente, Lian Hao recibiría 2 monedas águila de plata al mes!

Los alimentos básicos podían costar dos o tres águilas de cobre como mucho, los lujos podían subir depende de qué tipo de lujo fuera. Por ejemplo, un té de hierbas frondosas reconocido como un excelente producto podía subir a las 15 águilas de plata fácilmente, algo que para muchas familias pobres era algo incalculable.

Volviendo a la fiesta.

Era el mediodía, muchos de los miembros del clan no habían visto a Xin Hao desde que retó al joven practicante del clan Glacial. Todos habían esperado que el joven practicante del clan Glacial acabara con Xin Hao o, en su defecto, lo dejara tan malherido que jamás pudiera recuperarse.

Este odio no era producto nada más y nada menos que de la cantidad de mala reputación que el anterior propietario del cuerpo de Xin Hao había traído a su clan, además de que su pobre cultivo y sus habilidades nulas para cualquier actividad solo ennegrecían más su futuro.

Aunque físicamente su cara inexpresiva parecía indicar que todo estaba bajo control, el joven artista marcial estaba aterrorizado por dentro. Él no había asistido nunca a fiestas, incluso cuando el mismísimo rey de la región le había invitado por su colaboración con la eliminación de hordas que amenazaban sus territorios él huía diciendo que no podía aceptar. Su maestro tampoco le enseñó formas de socializar por lo que lo poco que conocía era debido a los conocimientos del anterior propietario del cuerpo.

Cuando Xin Hao caminó entre el gran salón decorado y pasó por las sillas lujosas de madera, varias miradas se clavaron en él como mil dagas afiladas en su espalda. El joven artista marcial podía notar cómo la gente que allí estaba podía reconocerle y no daban buenas miradas precisamente.

"¡Hija mía, ahora eres un tesoro que perduraré por el resto de mi existencia!" decía un hombre de grandes carnes mientras abrazaba fuertemente a Lian Hao que sonreía débilmente mientras devolvía el abrazo sin muchas ganas.

"Gracias padre, juro que haré todo lo que esté en mi mano para seguir ascendiendo y devolver la gloria a nuestro clan Hao" fue la respuesta que caía de sus labios carnosos.

Si bien no parecía alguien extraordinariamente fuerte, Xin Hao podía notar débilmente un aura de batalla interesante proveniente de ella. Sin saberlo, se quedó mirando fijamente a la joven Lian. Su cabello grisáceo y sus ojos color miel eran tan extraños que hacían que todos desviaran sus ojos hacia ella.

Su vestido completamente blanco con estampados de rosas era de una pieza que empezaba con tirantes en la parte superior de los hombros y caía hasta los pies hasta el punto en que podía ocultar sus pequeños tacones de cristal.

Por algún motivo, Lian captó la mirada de Xin y la devolvió con desgana con una débil sonrisa como diciendo "gracias por su admiración pero por favor ignóreme".

"¡Xin! ¿Cómo ha estado su cultivo, gran hermano? ¡Hacía días que no sabíamos de usted, por favor indíquenos qué tal se encuentra su salud!" Esa voz era la de Qiu Hao, el gemelo pequeño y gran amigo del anterior Xin Hao.

Su presencia transmitía tranquilidad y paz al corazón del joven artista marcial, supuso que al ser sus únicos amigos les cogió gran aprecio así que como si fueran sus propios amigos, los trató como aliados. El gordito con pelo y ojos de color castaño oscuro sonrió ampliamente mientras hacía el gesto de querer estrechar su mano.

Xin Hao apretó su mano y sonrió.

"Pequeño hermano Qiu, estoy muy bien, gracias por su preocupación. Usted y el hermano Qiao siempre han permanecido en mi memoria mientras me recuperaba del accidente ocurrido. Ahora mismo no soy capaz de explicarle con detalles la batalla ocurrida entre yo y el venerado Tsu Lin del clan Glacial pero en el momento en que tengamos unos minutos libres, será un placer poder contarle con todo detalle cómo se desarrolló la batalla."

Xin Hao estaba realmente sorprendido de poder hablar con tanta educación y mantener una actitud calmada mientras varias miradas aún seguían controlando sus acciones.

Por otro lado, podían oírse a algunos ancianos hablando en voz baja sobre cómo sería la ceremonia de ascensión de las jóvenes promesas del clan Hao. Cada año se enviaba una promesa a la academia de Jade para conseguir un título honorífico por parte del imperio, ese título honorífico no solo daba beneficios al que lo portaba si no que además conseguía orgullo y honor para la familia a la que pertenecía.

Por desgracia, la mayoría de clanes tenían por lo menos un artista marcial en la academia de Jade excepto algunos clanes pobres además de el clan Hao que, no siendo un clan pobre, no había conseguido ningún título honorífico.

Por casualidad, uno de los ancianos señaló a Xin Hao y susurró "¿Por qué no enviar al pequeño Xin?" mientras los otros ancianos lo miraban con ojos burlones. Las risas estallaron sin control por aquél lado del banquete y la risa fue contagiándose por la sala a modo de cascada.

Xin Hao nunca fue bueno socializando y tampoco tenía paciencia. Sus oídos desarrollados por las técnicas de viento pudieron oír la conversación.

"Pequeño hermano Qiu, por favor permítame que tome un asunto antes de volver aquí" y después de una pequeña reverencia, sus jóvenes piernas se dirigieron hacia la zona donde el núcleo de risas se había originado.

Lian no se reía y miraba la situación de forma curiosa, normalmente Xin habría bajado la cabeza y habría mirado a otro lado pero en aquella ocasión estaba dirigiéndose a los ancianos.

Cuando Xin Hao caminó de forma tranquila hacia los ancianos sonrió ampliamente y con una reverencia se presentó.

"Estimados ancianos del clan Hao, mis oídos han captado que habláis de mí desde hace apenas unos segundos, ¿podría este humilde miembro del clan oír a qué se debe mi nombramiento?"

Sus ojos ahora brillantes miraban directamente a los ojos de uno de los ancianos que parecía notar que algo estaba mal. El usual Xin Hao no sería tan valiente para presentarse allí a preguntar sobre la razón de la burla.

Aclarándose la garganta, el anciano alzó su cabeza y con una sonrisa forzada miró al joven artista marcial diciéndole "Hablábamos sobre cómo podíamos mejorar tu cultivo pero la conversación se desvió hacia una pequeña broma. ¿Te gustaría oír la forma?"

Xin Hao no había perdido su sonrisa extraña y asintió con un gesto simple, el anciano alzó su cabeza y dijo en voz alta "La única forma de que tu cultivo aumente es desapareciendo. Lamentablemente no podemos encontrar otra forma de que tu cultivo sea mejorado, ¿cuánto tiempo lleva el joven intentándolo sin éxito?"

Otro anciano empezó a contar y no pudo dar una respuesta. Realmente sí que tenía una mala progresión de cultivo, pero su actual él no era el anterior Xin Hao, él tenía sus propias técnicas y no dudaría en defender su orgullo. ¡Él no estaba allí para ser humillado! En su anterior vida fue el mayor artista marcial del mundo, conocido como el viento del destino. Lamentablemente él jamás dio su auténtico nombre así que las leyendas solo hablaban de él como "El viento del destino".

Xin Hao sonrió incluso más y con una fría expresión carraspeó con un "A pesar de que mi cultivo sea bajo, creo que sería capaz de derrotar a un artista marcial de Rango luchador tres estrellas".

Las risas no podían ser más fuertes en el momento en el que sentenció aquello. La anciana con la que había hablado anteriormente lo miraba preocupado al lado de los demás ancianos pensando cosas como "Realmente está buscando ser apaleado hasta la muerte".

Un anciano alzó la voz con un "¿estás seguro de eso, joven Xin? ¿querrías apostar algo por ello?"

Xin Hao no solo asintió, si no que fijó la apuesta con un "Si yo pierdo, abandonaré el clan Hao para jamás volver". El anciano asintió y dijo algo como "En caso de ganar, usted podrá pedir lo que quiera y se le dará sin duda".

Esas eran palabras increíblemente dulces para sus oídos.


COMENTARIO DEL AUTOR
 [IRIZU-SAN]
[Sin comentario]

COMENTARIO DEL EDITOR
[PHOENIX]
[Sin comentarios]

(ω)ノ

¡Mis más sinceras gracias-!

Te-hee~☆ ♡ ♡


[FACEBOOK]
< Las notificaciones de los actos siempre son más rápidas en Facebook >
< ¡Si se comparte la novela, más rápido! >

Si os gusta mi trabajo, compartidlo por favor por Facebook, Google+... Sea donde sea, me hacéis muy feliz :)

¡Nos vemos en Myriad!


― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― 
TOC • Capítulo 2 »
― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― 
MCSP - Capítulo 3: Humillación, aquí sentencio MCSP - Capítulo 3:  Humillación, aquí sentencio Reviewed by Irizu-san on 18:55 Rating: 5

No hay comentarios

¡Yahooo~☆! Agradezco mucho tu comentario~♡♡ Todos son leídos y contestados en menos de 1 día, Te-hee~☆ ♡♡

Post AD