Header AD

Vol 3. • Act XIII -13- •「Overgrowth Level」

Imagen pequeña del Vol. 3


<Acto número 13, volumen 3>







ACTO XIII: LA ASESINA TRANSVERSAL
<Acto número 13, Volumen 3>

En el plano abisal, más allá de los sueños, donde los dioses se unían en el reino onírico, una presencia divina miraba desde un pequeño agujero en las nubes blancas como la nieve a su campeona enviada desde el mundo humano. Alyos no podía entender cómo su avance era tan lento y en su desesperación, las otras presencias divinas lo notaron.

― ¿Será que buscas la sangre a cualquier precio?

Una persona de un increíble plantel y belleza extraordinaria se sentaba levitando en las nubes mirando al dios que, con su expresión calmada podía dar a entender su frustración.

― ¿Quieres alguna cosa o solo has venido a molestar?

― ¡Qué cruel! Yo solo vine a hacerte compañía. Tus cortesanas están preocupadas ya que no pareces querer desfogar tus deseos con ellas, ¿te sucede algo, mi querido amigo?

Alyos sonrió de forma amarga mientras el espejo creado en la nube se agrandaba de sobremanera. En la visión, podía verse a Shizuku caminando con una expresión difícil y varios rasguños. Su travesía en solitario y el encuentro con varias criaturas había empezado a afectar a su moral, ella misma seguía pensando que era un sueño por el momento.

― ¿Hum...? ¿Tienes una nueva puta en tu colección?

― Guarda silencio. No tengo ninguna intención de volverla parte de mi colección. Además, ellas no están aquí por obligación, en el momento que quieran pueden volver a Myriad. La situación es otra, su avance de poder es muy bajo en comparación a lo que esperaba.

Alyos le contó sobre el poder [Transversal] dado a Shizuku y, entre risas, el hombre de gran belleza rió.

― Siempre te creí alguien sumamente inteligente, ¿será que me equivoqué al juzgarte?

― ¿A qué te refieres?

Alyos ahora extrañado miraba de forma confusa a su compañero.

― Es una gran habilidad, de eso no hay duda, pero si no sabe cómo funciona en todos sus aspectos jamás podrá dominar el punto en usarla.

El silencio incómodo dejó entender a ambos que él no estaba comprendiendo sus palabras del todo.

― Quiero decir, ¿de qué sirve que alguien tenga los materiales para crear un arma si no sabe cómo se forja?

Alyos enrojeció de vergüenza al entender que había pasado por alto un detalle tan insignificante. Shizuku no era una maestra herrera, tampoco comprendía la creación de armas o artilugios de guerra así que usar su habilidad en su máxima potencia le sería imposible.

― ¿Y qué sugieres para enmendar mi error? Ya no podemos intervenir.

― Creo que... ¿Y si tomamos "prestados" libros sobre creación de armas? Al subir de nivel, que obtenga algunos libros. Si ella es capaz de entender cómo funciona un arma, podrá invocarla ¿no?

― ¿Me pides que modifique el sistema para que su habilidad esté corrompida por mis modificaciones?

― Digamos que es... ¿Un mantenimiento de última hora? Puedes hacerlo, ¿no es así? como tu [Sierva] tienes control total sobre sus habilidades ¿verdad?

― Solo en lo que se refiere a modificaciones mínimas. No puedo quitarle lo que ya le he dado.

― ¡Entonces está decidido! ¡Amigo mío, creemos un [monstruo transversal]!

• • •

Días y días caminando, alimentándose de lo que podía y con una actitud mental agotada, Shizuku empezó a creer que quizás ese sueño era demasiado largo. Aunque por dentro pensaba que quizás algo no estaba bien, se negaba a creerlo.

Cuando reposaba, usaba su tiempo libre invocando y deshaciendo varias armas filosas como Katanas, espadas largas, dagas curvas y arcos compuestos de 20 libras, que eran los más ideales para ellas. Como munición, invocaba un carcaj de flechas llena de flechas cortas de aluminio parecidas a Saetas por su pequeño tamaño para una mayor maniobrabilidad.

Su puntería era terroríficamente buena, algo de lo que se enorgullecía de sobremanera.

En su mente, muchas cosas flotaban como la situación del poblado anterior. Tal situación era difícil de pensar incluso para una mente tan rota como la suya, ¿por qué soñaría con semejante escena? Solo el pensarlo le producía arcadas a unos niveles que le obligaban a expulsar todo lo que había comido minutos atrás.

Lo único que calmaba su frágil mente era la memoria de su familia. Por dentro, ella sabía que Yun no volvería y que ese sueño terminaría abruptamente con el sonido del despertador marcando un nuevo y desastroso día en su vida. Otro momento más sin su hermano, su padre haciéndose el fuerte y su madre ocultando los llantos cuando podía. La noche simplemente podía ser muy cruel cuando quería.

Eran cosas que te iban agotando mentalmente poco a poco hasta el punto en el que pensabas si había algo mejor después de aquello. Mientras todo esto ocurría, un gruñido entre la espesura del bosque no muy lejos de su posición de acampada podía ser escuchado cada vez más cerca de Shizuku.

Ella se sobresaltó y rápidamente se colocó en guardia poniendo sus dos muñecas en forma de cruz hacia la zona donde provenía el sonido.

― ¡El que esté ahí, que salga ahora mismo! ¡En caso contrario no me contendré!

El gruñido que se hacía más y más fuerte no podía ser más que oído. Era como si la voz estuviera muy cerca. Sin previo aviso, una zarpa enorme cayó por la espalda de Shizuku y desgarró una buena parte de su hombro lanzándola por los suelos a rodar.

Un horroroso grito sonó de los labios de Shizuku que pronto entendió que aquello no era un sueño, ¡su dolor no podía ser un sueño de ninguna de las formas posibles! La zarpa que había aparecido volvió a desvanecerse tan rápido como había venido.

Una zarpa que era de color negra y de más de un metro de grosor, sus zarpas únicamente podían ser comparadas con un brazo adulto, realmente shizuku recibió un buen golpe en el hombro y estaba manteniéndose gracias a que al rodar evitó una gran parte del daño, aunque podía notarse que las marcas del hombro tenían fibras blancas: parecía haber desgarrado parte del hueso.

― ¡Q-qué...!

Shizuku invocó rápidamente un escudo largo y lo colocó en su espalda atándolo con la pequeña cuerda que había aparecido junto al escudo.

Su sangre, cayendo a cantidades terroríficas solo parecía ser un motivo más para atraer a la fauna del lugar que olía aquello como si fuera una comida gratis. Shizuku no podía invocar más de un arma a la vez y, el escudo al ser tratado como arma, no podía invocar nada más hasta que deshiciera su invocación anterior.

Corrió y corrió sabiendo por el ruido del suelo y el ligero temblor que aquella bestia la seguía de cerca. Si no podía verlo, tampoco sería capaz de herirlo y ese fue el error más grande en el haber pensado que podía haber derrotado a aquél animal.

En su cabeza, Shizuku sabía que correr no le ayudaría. Ella no sería tan rápida como ese animal, así que solo podía pensar en que debía ganar tiempo. Su veloz paso fue deteniéndose y el del animal también en compensación. Su rostro lleno de dolor sonrió con dificultad mirando hacia atrás donde sabía que encontraría a su atacante.

Un gruñido salió de la nada y, poco a poco, el camuflaje del animal fue desapareciendo. Era algo casi idéntico a un leopardo de más de tres metros con los cambios que en la cola tenía una terminación llena de pinchos que parecían ser huesos en forma punzante. Ella estaba en lo correcto pensando que no podría huir.

― Parece que- al fin te mostraste, bestia...

Un gruñido salió después de eso. Shizuku hizo desaparecer el escudo mientras la sangre que la cuerda que mantenía la herida caía al suelo con un sonoro ruido.

― Haaaah... Me hiciste.... correr muchísimo... ¡Maldición, ya no tengo tanto... aguante como antes...!

Cuando recuperó el aliento, la bestia fue acercándose majestuosamente hacia ella con una firme intención mientras Shizuku mantenía la posición conteniendo la respiración. Cuando la bestia estaba a poco más de dos metros, Shizuku invocó una daga y la lanzó con rápida velocidad hacia la bestia que simplemente la desvió de un zarpazo.

La chica, sin mucho más que decir, se arrodilló algo débil.

― "Si esto no es un sueño... ¿Significa que moriré aquí...? Mi mente está en pánico, pero mi voz está calmada. Ese hombre me dio la oportunidad de recuperar a mi familia y aquí acabará... ¿Es así?"

― ["Mi estimada enviada. Yo no permitiré que tú caigas con tanta facilidad. Nuestro acuerdo está destinado a ser cumplido, lo veo en el futuro, lo veo en todo lo que está a mi alrededor. Piensa que tu habilidad es formidable, solo necesitas un pequeño golpecito para despertar de ella."]

― "¿Qué se supone que pase ahora? ¿Como en los libros que leía mi hermano me darás algo estúpidamente fuerte para salvar mi vida y así dar paz a su alma?"

― ["Yo no puedo darte nada. Solo puedo decirte que tu habilidad no se destina a armas físicas, tampoco se destina a cosas arrojadizas o armas de mano. Piensa bien, ¿qué haría un soldado de tu mundo?"]

A pesar de que la conversación era tan larga, esto pasaba en milésimas mientras la bestia se acercaba babeando.

― "En mi mundo, los soldados portan armas mucho más avanzadas que aquí. Yo no podría tener lo que ellos usan, ¡allí posiblemente cualquier soldado portaría una pistola de mano, yo me tengo que conformar con dagas..!"

― ["Esa respuesta me es útil."]

En la cabeza de la chica, se iluminó la idea de que si cualquier arma sin excepción podía ser invocada mientras conociera el funcionamiento, ¿eso no significaría que cualquier arma de resorte, semiautomática, automáticas, de cerrojo, explosivos de cualquier tipo y demás podían ser usados?

Shizuku no conocía mucho sobre las armas y la guerra, pero sí conocía los fundamentos de las ballestas de una mano. En su cabeza, simplemente le adhirió a las saetas algo de pólvora negra en la punta hueca muy débilmente creada, de forma que podía romperse nada más impactar.

Su mano libre brilló como los cielos y una pequeña ballesta de 50 libras apareció en su mano cargado con una peineta de saetas huecas de pólvora negra. Con un grito de "¡desaparece!" disparó con dificultad la ballesta que voló majestuosamente hasta la bestia y se clavó de forma poco profunda en su pecho y algunos puntos del cuerpo. Aquellos puntos tenían lugares verdes parecidos a pintura fosforescente en todo su cuerpo que le impedían pasar desapercibido por la noche.

La bestia gruñó por el pequeño dolor y avanzó su paso. Shizuku sonrió y la saeta ahora tenía una peineta nueva, la saeta tenía algo distinto que la anterior y parecía que en sí la punta estaba hecha de dos fragmentos de sílex divididos entre sí que al volar, iban entrechocando y creando chispas.

Al impactar en los puntos donde anteriormente la bestia había sido herida con las saetas de pólvora negra, el sílex creó la chispa necesaria para desencadenar una serie de pequeñas explosiones en los lugares afectados, siendo uno de ellos el cuello.

La bestia rugió de dolor mientras el fuego llamaba la atención de otros depredadores que vieron una oportunidad única para alimentarse de una bestia aún mayor y corrieron a toda prisa hacia el gran monstruo para matarlo y devorarlo, momento que Shizuku aprovechó para huir a escape y dejar que los demás se encargaran del resto.

Cuando estuvo lo suficientemente lejos, en su cabeza un "¡Has subido de nivel!" resonaba y aunque ella no le hizo mucho caso, en su mano apareció un libro en blanco con un único tomo disponible.

Shizuku estaba agotada y cayó víctima del sueño allí mismo donde se encontraba. En el libro, de todas formas, podía verse de todas formas algo escrito como "Fundamentos de la tecnología armamentística, historia del ayer y el hoy".

El tomo desbloqueado se llamaba "Armamentística de cerrojo clásica".


COMENTARIO DEL AUTOR
 [IRIZU-SAN]
[Sin comentario]

COMENTARIO DEL EDITOR
[PHOENIX]
[Sin comentario]

(ω)ノ

¡Mis más sinceras gracias-!

Te-hee~☆ ♡ ♡


[FACEBOOK]
< Las notificaciones de los actos siempre son más rápidas en Facebook >
< ¡Si se comparte la novela, más rápido! >

Si os gusta mi trabajo, compartidlo por favor por Facebook, Google+... Sea donde sea, me hacéis muy feliz :)

¡Nos vemos en Myriad!


― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― 
« Acto XII • Volúmenes • Acto XIV »
― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― 
Vol 3. • Act XIII -13- •「Overgrowth Level」 Vol 3. • Act XIII -13- •「Overgrowth Level」 Reviewed by Irizu-san on 12:19 Rating: 5

No hay comentarios

¡Yahooo~☆! Agradezco mucho tu comentario~♡♡ Todos son leídos y contestados en menos de 1 día, Te-hee~☆ ♡♡

Post AD