Header AD

Vol 1. • Act XXVI -26- •「Overgrowth Level」






ACTO XXVI: EMI Y LEIDAN
<Acto número 26, volumen número 1>

― ¡¿Q-quién te ha invitado a esta fiesta?!

― Para dejarlo claro: No soy un héroe, ni tampoco alguien que haga justicia porque se lo dicte la razón. Simplemente estoy aquí hospedado y vuestros ruidos molestan.

Yun soltó un pequeño bostezo a medida que soltaba la mano del hombre barbudo. Éste dudó por unos instantes mirando a sus dos compañeros: parecía humano, así que con curiosidad aún hablando trabándose la lengua preguntó.

― Oe, sabandija. ¿Por casualidad eres humano?

― ¿Haaaa? No creo que me hayáis prestado atención... Pero sí, soy humano, ¿a qué se debe la pregunta?

Emi caminó un paso hacia atrás mirando la escena desde una perspectiva algo más distante para poder entrar con el joven cliente al local en caso de necesitarlo. Entrar sin permiso para buscar reyerta podía ser categorizado como un bandalismo de grado superior y era, en muchos casos, motivo de denuncia.

Muy a pesar de ellos, no era la primera vez que entraban a bandalizar el local, la diferencia es que ahora tenían un cliente activo y su molestia influiría también en él, así que la denuncia podría ser tomada en consideración.

Volviendo a la escena, el hombre con larga barba se la acarició dando una sonrisa grotesca. Aquella estatura media junto a su complexión algo regordeta hicieron que su apariencia física fuera algo digno de las peores pesadillas de cualquier niño.

― ¿Qué hace un orgulloso portador de la raza humana hospedándose en locales de monstruos?

El hombre remarcó poderosamente las palabras monstruo mirando a Emi, la cuál frunció ligeramente el ceño.

Yun empezó a reírse como un loco, casi como si le hubiera dado un ataque incontrolable y fuera incapaz de detener su avance.

― ?!

Mientras Emi miraba ofendida a Yun pensándose que la broma venía a raíz de haberla llamado Monstruo, los tres hombres se miraron perplejos. Uno de ellos se encogió de hombros en señal de confusión. Cuando uno se dignó a abrir la boca, sus palabras fueron interrumpidas.

― Q-

― Perdón, perdón. No pude evitarlo. Quiero decir, ¿no sois vosotros tres humanos también?

― ¡C-claro que lo somos! ¡¿No es obvio?!

― La verdad es que no conozco a vuestras madres y estoy seguro de que son unas santas, pero criaron a tres monstruos dignos de recorrer el salón del horror de cualquier feria.

― ?!

Emi no pudo evitar una carcajada por lo bajo, siempre siendo cuidadosa con sus palabras le impidió el poder decir lo que realmente pensaba de algunas personas, esos tres incluidos. Cuando la situación empezó a tensarse, Yun se entrelazó los dedos y los estiró haciendo sonar un pequeño crujido.

― Si no se les gusta nada más, me vuelvo a dormir. La cena estará dentro de poco y no quiero perdérmela.

― ¿A dónde c-?

La palabra no acabó, sin girarse el hombre barbudo recibió un buen golpe en el estómago, lo que le hizo escupir algo de saliva y arrodillarse con las palmas de la mano en el suelo rogando por aire. Aun que no fuera un campeón de boxeo, su estadística de fuerza era monstruosa. Por un momento pensó que debería ser algo más cauteloso usando su fuerza, dado a que la resistencia de una persona media no aguantaría muchos impactos así.

Los otros dos hombres dieron un paso atrás, si bien eran tres contra uno, no estaban en las condiciones físicas de proteger su orgullo. Sujetando a su acompañante cada uno por un brazo, lo levantaron y salieron a escape.

Emi intentó decir algo, quizás recriminándole o excusándose, nunca lo sabremos dado a que cuando iba a decir algo, Yun se puso un dedo en los labios y soltó un sonoro "shhh" mientras sonreía.

― No soy un héroe, sólo un huésped que quiere dormir una buena siesta. No le pasará nada, pero dudo que vuelvan por aquí.

Sin esperar respuesta, entró de nuevo. Emi se preguntaba muchas cosas, casi a una velocidad impensable intentando adjuntar los actos ocasionados.

Yun decidió no retomar la siesta y se sentó en una de las sillas donde se serviría la cena dentro de poco, Emi entró poco después con un rostro serio y fue a paso ligero hacia la barra para decir entre susurros alguna cosa a su padre.

― "Realmente el sigilo es muy útil, gracias por avisarme de los indeseables, Klar."

― {Maestro no debe preocuparse por eso, yo siempre cuidaré de Maestro pase lo que pase.}

En unos minutos, el padre de Emi se acercó y sin mediar palabra hizo una reverencia arrodillándose en el suelo.

― Gracias por ayudarnos, ¡por favor no nos deje por este problema...!

― ¿Q-?

― Por favor Papá, levántate.

La chica ayudó a su padre a levantarse apoyándose en la mesa donde Yun estaba situado.

― Siento que me estoy perdiendo algo, ¿por qué debería dejar la taberna?

La reacción de ambos mirándose entre ellos fue digna de enmarcar, cada expresión era más confusa que la anterior.

― ... ¿No sabe qué tipo de taberna es?

― Me dijo la chica que me trajo que era una posada démica, además de eso no tengo ni idea. Por cierto, ¿dónde está?

Emi levantó la mano y con una voz casi inaudible reaccionó.

― P.. re.. sente...

― ¿Ha?

― Presente, dije...

Yun fingió sorpresa debido a que ya sabía exactamente qué raza era la anfitriona del hostal. Klar le dio explicaciones precisas acerca de su raza.

― ¿Sois Dopplergangers por un casual?

― A-así es, ella es mi hija Emi y yo soy Leidan. No somos mala gente, lo prometemos señor.

― Sé que no sois mala gente.

El hombre torció los labios y contuvo una mueca de llanto. Tantos años trabajando allí y soportando tantas penurias para que por fin alguien se diera cuenta de algo tan obvio.

Yun alargó la mano sonriendo levemente.

― Llevémonos bien, Leidan y Emi. Estaré un tiempo a su cuidado, por favor cuiden bien de mí.

Emi cerró los ojos y se cruzó de brazos mientras Leidan estrechaba con ganas aquella mueca de amistad. No tardó mucho más tiempo en aparecer por la puerta alguien que Yun conocía, efectivamente era Jyuchi, el hombre que hace unos días le encontró cuando acababa de llegar a aquél mundo.

― Buenas noches, venía por una supuesta agresión entre razas de facciones opue-

No terminando la frase, sonrió ampliamente al ver al joven aprendiz de Rey Demonio que le devolvió el saludo.

― ¡Señor Yun! ¿Cómo ha estado?

Mientras olvidaba por completo la labor por la que venía, se acercó a él con la faz marcada por una ligera alegría.

― Señor Jyuchi, le estoy agradecido de que me diera indicaciones para llegar a la Ciudadela. Jamás fui capaz de agradecérselo como es debido. Al final como puede ver llegué y solucioné algunos asuntos pendientes.

― ¿Ya es capaz de recordar?

Ciertamente él se hizo pasar por amnésico, así que debería seguir jugando aquella baraja.

― Tengo recuerdos parciales, pero me han servido para recibir ayuda. ¡Ya sé! Dentro de poco será la hora de la cena, ¿le importaría al señor Jyuchi quedarse? Le invitaré como parte de mi agradecimiento.

― No sé si debería...

― ¿Va a rechazar una invitación abierta? Por favor, agradecería mucho que aceptara mi invitación.

― Bueno, no tengo turno en la almena Sur hasta dentro de dos ciclos completos así que... Aceptaré con gusto.

Diciendo esto tomó asiento en el lado opuesto a la mesa redonda poniéndose frente al joven. La pareja de Dopplergangers se fue desplazando hacia la barra y, detrás de ella, desaparecieron por la puerta que guiaba a la cocina.

― ¿Cómo le ha ido todo?

― Bastante bien, me uní al gremio de aventureros hace relativamente poco más de dos horas.

El hombre le miró incomprensible ante la palabra "hora", ellos usaban otro sistema así que no podía juzgarle por ello.

― Q-quiero decir hace algo más de dos ciclos.

― Haaa... Esa palabra es bastante extraña, ¿dónde fue que la oyó?

― En... ¿el norte? Sí, por el norte.

― ¿Habla de la aldea Bridarea? No están muy bien desde el incidente con la mazmorra Giwa la verdad.

― ¿Pasó algo con las mazmorras en las cercanías de la Aldea Bridarea?

― Por lo visto una acumulación de monstruos más alta de lo normal hizo que empezaran a evolucionar en criaturas más peligrosas. Para que se haga una idea, antes esa mazmorra era un sitio de exploración y recogida de materiales de aventureros clase C, ahora su dificultad ha subido a clase A sin motivo aparente.

― ¿Los monstruos suben de nivel también? Creí que estaban dentro de las mazmorras dando vueltas sin motivo hasta que los aventureros los cazaban.

― ¿Qué clase de tontería ha dicho, señor Yun? Las mazmorras son trampas creadas por el dios principal para poder equilibrar las zonas por niveles gradualmente superiores en índice a la dificultad.

― "Tiene sentido. A pesar de haber visto en algunos animes que las mazmorras están ahí sin más, esto no es ningún anime. Debe existir algún motivo para que esas criaturas se encierren."

― Como le decía, las mazmorras son unos artefactos celestiales que en su ti-

― Perdone que le moleste, ¿qué son los artefactos celestiales? He visto que hablaban de artefactos rúnicos en el gremio de aventureros, ¿tiene algo que ver?

― ....Realmente no sabe nada de nada ¿verdad?

Yun sonrió avergonzado y se encogió de hombros.

― ¿Lo siento?

― No se preocupe. Los artefactos celestiales son la rareza máxima que un objeto puede tener, por desgracia esta rareza está considerada como un mito y aún no se tienen registros de existencias. Se supone que los objetos pueden tener una propiedad así si el objeto es forjado por un poder igual o mayor al del mismo Dios como sucedió según las leyendas donde los tres grandes crearon la gran barrera.

― ¿Entonces el sistema de rareza sería...?

El hombre trazó en la mesa con el dedo una línea vertical y, empezando desde abajo empezó a nombrar. Yun pudo entender que las rarezas iban en este orden:

[RAREZAS DEL SISTEMA]
<El cálculo se basa siempre en un porcentaje equitativo a la mitad de la rareza anterior>
Artefacto celestial ??%
Artefacto rúnico ??%
Único 1%
Legendario 2%
Mítico 5%
Raro 10%
Poco común 20%
Común 41%
Desgastado 82%

Desde luego aquél mundo era más complicado que el de una novela japonesa para su desgracia. Mientras Yun se perdía en sus pensamientos, Jyuchi continuó explicándose.

― Según se cuentan, las mazmorras son Artefactos celestiales que el mismo dios creó y dejó para cumplir este objetivo. En la mazmorra Giwa, los monstruos han estado subiendo de nivel más de lo que se esperaba, creando auténticas atrocidades.

― ¿Cómo sobreviven los monstruos...?

― Cazándose entre ellos. La mazmorra emula en cada piso el clima ideal para cada tipo de criaturas, al irse cazando entre ellas sólo perduran las más fuertes.

― No tiene sentido, por esa regla el primer piso debería ser imposible de cruzar.

― El primer piso es donde todos los monstruos aparecen una vez son atraídos por la esencia del Artefacto, así que al haber un gran exceso de criaturas de bajo nivel, no pueden subir demasiado sin que otra criatura acabe con ellos. Digamos que los monstruos se van aniquilando entre sí para equilibrarse.

― ¿Y los otros pisos funcionan igual?

― Más o menos, si el cuarto piso es una zona invernal, las criaturas que quieran ese clima pasarán por el piso uno, dos y tres. Si consiguen llegar es que tienen habilidades muy buenas o son muy fuertes, en cualquiera de esos casos el piso cuatro será más peligroso que el primero.

― "Estaba equivocado, sí tiene sentido. ¿Así funcionan realmente las mazmorras...? Maldita sea Arifureta, me has engañado demasiadas veces, ni tus consejos ni los de Drayd funcionan en este lugar."

― ¿Entonces la mazmorra de Giwa está subiendo de nivel con demasiada rapidez? Parece algún fenómeno externo la verdad.

― No se sabe todavía qué lo está provocando, incluso el hijo de la Condesa fue con su equipo de caballeros a explorar los primeros pisos, pero no han podido superar el primer nivel. Por el momento dos magos del gremio están sellando la zona para evitar intrusiones hasta que se pueda realizar una búsqueda de aventureros Rango A o superior para limpiar la zona.

Mientras hablaban, un poderoso aroma a comida venía directo a sus fosas nasales. Un pequeño surtido de platos de madera cayó suavemente delante de ellos dejando el festín en entre dicho.

Empezando por los entrantes, tenían una Sopa de miso acompañada con algo de pollo Karaage, algo de Arroz al curry y como fuerte un bol de Udon.

― "¡¿Qué demonios...?!"

Esos eran claramente platos de su mundo, Yun miró con los ojos desorbitados a Emi que le sacó la lengua.

― Los Dopplergangers utilizamos la mente de los otros, así que pudimos leer qué es lo que más te gustaba. No es lo mismo que la lectura de mente ya que son datos superficiales. Hemos intentado imitarlo lo mejor posible, espero que esté de su agrado.

Y con un adorable gesto con la mano dejando los dedos en forma de V, Emi abandonó el comedor caminando grácilmente y dejando tras de sí una aura encantadora.

Jyuchi miró los platos con desconfianza al principio, cuando vio a Yun dar el primer paso le acompañó.

― ¡¡Delicioso!! ...creí que perdería estos sabores...

Yun no pudo si no evitar que una lágrima le recorriera la mejilla mientras un rostro absurdo de felicidad cruzaba su cara. Para él quien fue forzado a reencarnar en otro mundo, el poder tener platos que él tenía como básicos era una delicia que no dejaría pasar.

Por el otro bando, Jyuchi probó la Sopa de miso y su rostro se descompuso.

― E-esto es... ¡Es magnífico, no dudaré en volver si es por esto...!

Yun sacó la lengua mirando a Jyuchi.

― Corre la voz acerca de esta deliciosa comida, sería una lástima si este local cierra a causa de las pérdidas que genera teniendo semejantes delicias, ¿no crees?

Leidan no pudo evitar poner un rostro cálido ante aquellas palabras a pesar de estar en la cocina. Si había esperanza, no dudaría en aprovecharla y aferrarse a ella con todo su corazón.



― Notas del autor ―
¡Hola! Te-hee~☆ ♡♡
Perdonad haberlo enviado tan tarde, hoy tuve un día de lo más ocupado y la programación automática de blogspot da algo de pena...
¡Nos vemos en Myriad!



― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― 
« Acto XXVVolúmenesActo XXVII »
― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― 
Vol 1. • Act XXVI -26- •「Overgrowth Level」 Vol 1. • Act XXVI -26- •「Overgrowth Level」 Reviewed by Irizu-san on 23:58 Rating: 5

10 comentarios

  1. Pobre Yun, engañado por Arifureta...

    XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Arifureta nos ha engañado a todos! ¡Un hurra por el realismo en un mundo mágico! xD

      Eliminar
  2. Buen CAP. Una pregunta en el futuro harás algun CAP POV? Y alargarás los caps?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ignorancia de este humilde humano no comprende a qué se refiere con capítulos POV... :( Lo de alargarlos puedes contar con ello, debido a que tengo ayuda extra no tardaré en alargarlos poco a poco hasta que sean actos decentes, me disculpo si a veces se hacen excesivamente cortos...

      Eliminar
    2. Vale, soy imbécil y no caí en Point of view del POV. Mi ignorancia señores, mi ignorancia... Sí, claro. Mucha parte de la historia debe ser vista desde dos puntos para que se encuentre el correcto, pero como los primeros arcos son más informativos que de acción, se me hace difícil intervenir en este tipo de capítulos, pero no dudes que habrán y no pocos, tampoco abusar claro está.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. ¡Mejor tarde que nunca (espero que nunca pase lo ultimo...)!


    ¡Gracias por el capítulo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡A ti por pasarte Matías-domo! No creo que pase lo segundo, si después de un mes seguimos con el ritmo de un capítulo diario, ya es casi una costumbre para nosotros... :)

      Eliminar
  4. ja Yun empiesa a ganar confiansa lo cual es bueno
    gracias por el capitulo

    ResponderEliminar
  5. Mientras siga habiendo cap diario sere feliz
    Gracias por el cap

    ResponderEliminar
  6. Simpatizo mucho con lidan, me da como penita.

    ResponderEliminar

¡Yahooo~☆! Agradezco mucho tu comentario~♡♡ Todos son leídos y contestados en menos de 1 día, Te-hee~☆ ♡♡

Post AD